Heredia, Costa Rica

Latitud 9.9982
Longitud -84.1169
País Costa Rica
 
Enclosed By
Costa Rica
 
Place Encloses
Heredia
Belén
Barva
Santo Domingo
Santa Bárbara
San Rafael
San Isidro
Flores
San Pablo
Sarapiquí

Narrativa

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde a la provincia de Heredia, en su parte sur estuvo habitado por indígenas del llamado reino Huetar de Occidente; que en los inicios de la Conquista eran dominios del cacique Garabito y en el sector norte de la región por aborígenes Votos.

Don Antonio Álvarez Pereyra, capitán de don Perafán de Ribera, visitó en 1568 el poblado indígena de Barva. La iglesia de Barva debió ser creada a más tardar en 1575, la cual estuvo a cargo de los padres franciscanos.

La antigua población herediana que se originó a principios del siglo XVII, tuvo dos asientos. El primero en el sitio Alvirilla, en lo que es hoy el barrio Lagunilla de villa Barreal del distrito 4to. Ulloa, del cantón central de Heredia.

Emigrantes de la ciudad Cartago fundaron en 1706 una ermita como ayuda de parroquia en Alvirilla, lo que es hoy el distrito Ulloa del cantón de Heredia donde se procuró establecer a su alrededor un poblado, cerca de esta humilde y rústica ermita que se construyó. Debido a que el paraje de Alvirilla no reunía las condiciones para establecer un adecuado asentamiento humano, por cuanto existían inconvenientes con el suministro de agua potable. Es este el primer asiento de la hoy ciudad Heredia. Entre 1716 y 1717, se trasladó la ermita hacia el norte, al sitio que los indígenas que habitaban la región denominaban Cubujuquí, un espacio montuoso, el mismo donde se ubica el asentamiento actual de la ciudad de Heredia.

Allí se levantó una iglesia pajiza cuya construcción dirigió el presbítero don Francisco Rivas y Velazco, quien junto con el sacerdote don Manuel López Conejo, se considera como fundadores de Heredia.

En 1719 se tiene conocimiento, por un informe del gobernador de la provincia don Diego de la Haya Fernández, que el caserío lo componían ocho casas pajizas y una iglesia, esta última consistía de una galera cubierta de teja que se llamaba ermita.

En 1736 se erigió en Parroquia la iglesia de la Inmaculada Concepción, en Cubujuquí. Actualmente las parroquias de los cantones de la provincia de Heredia son dependientes de la Arquidiócesis de San José, excepto Santa Bárbara, Belén, Flores y Sarapiquí que corresponden a la Diócesis de Alajuela; ambas jurisdicciones pertenecen a la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

El poblado Cubujuquí, en 1751, contaba con veinticuatro casas de adobe y teja, sesenta y nueve chozas de paja, formando cuatro calles de este a oeste, y cinco de norte a sur. El territorio cubría una extensión de unos veinticuatro kilómetros de ancho por unos catorce de largo, en el cual había cincuenta y siete casas de adobe y trescientas treinta y siete de paja.

Monseñor don Pedro Agustín Morel de Santa Cruz, Obispo de Nicaragua y Costa Rica, fundó en 1751 la primera escuela en Cubujuquí, que la puso bajo la dirección de un sacerdote. Y, con el propósito de incrementar la población de Cubujuquí, el Alcalde Ordinario don Tomás López del Corral, ordenó en 1755, bajo severas penas, a los habitantes del valle de Barva a que construyeran sus casas en Cubujuquí, la importancia que fue adquiriendo la población, hizo que sus vecinos iniciaran en el mismo año las gestiones para que se otorgara el título de Villa a la misma.

El origen del nombre de la provincia, se remonta a petición de los vecinos al presidente de la Real Audiencia de Guatemala, capitán General don Alonso Fernández de Heredia, para que se le otorgara el título de villa a la población de Inmaculada Concepción de Cubujuquí.

El 1ro. de julio de 1763 se erigió la villa de la Inmaculada Concepción de Cubujuquí de Heredia. Y a partir de setiembre de 1763, aparecen por primera vez el nombre de Heredia en los documentos de la época y se le sigue llamando Villa de Heredia o Villa de Cubujuquí. Establecida la Villa, al año siguiente se nombró el primer Ayuntamiento.

Sin embargo, años después al no cumplir los habitantes de Heredia con una serie de compromisos y obligaciones inherentes al título adquirido, el Capitán General del reino de Guatemala don Matías de Gálvez, el 23 de noviembre de 1779, revocó la validez del título.

No obstante lo anterior, la población de Heredia por ser la más antigua en el sector Occidental del Valle Central, comenzó a ser llamada Villa Vieja, cuya denominación era arbitraria. Esta práctica se generalizó en otros poblados principales de la región, por lo que el gobernador de la provincia de Costa Rica, don Tomás de Acosta, en 1801, prohibió a los moradores de las mismas, el uso del nombre de villas, sin serlo legalmente. Es el caso de Heredia dispuso que a Villa Vieja, se le llamara en adelante Inmaculada Concepción de Heredia.

El ayuntamiento de Heredia que se estableció, basándose en la Constitución promulgada en Cádiz, España, el 19 de mayo de 1812, empezó a funcionar en enero del año siguiente; el cual quedó integrado por los siguientes representantes: don Blas Pérez, Alcalde; como regidores los señores Pedro Antonio López, Mariano Rodríguez, Manuel José Bogantes, Tomás Ugalde, Antonio Rodríguez, Marcelino Flores, José Antonio Gutiérrez, Cipriano Pérez, Valentín Arias, Juan José Fonseca y Gordino Paniagua.

En 1813, el presbítero Florencio del Castillo, diputado de la Provincia de Costa Rica ante las Cortes de Cádiz, logró que estas promulgaran el 18 de octubre un decreto otorgando el título de Villa a varias poblaciones principales del territorio costarricense, entre las cuales estaba incluida por supuesto Heredia. Luego, el 11 de noviembre de 1824, en el gobierno de nuestro primer Jefe de Estado don Juan Mora Fernández, se sancionó la ley No. 20, que le confirió a la villa de Concepción de Heredia la categoría de Ciudad.

La modesta ermita pajiza construida en 1706 se erigió en Parroquia de la Inmaculada Concepción de Cubujuquí en 1736, independientemente de Cartago, estableciéndose los límites con este último, en el río Virilla, y con Esparza, en los Montes de Aguacate. Debido a que la Iglesia construida en 1760 no ofrecía ninguna seguridad por ser de adobes, en 1797 se inició la edificación de un nuevo templo, el que fue necesario construir hacia el sur, mientras permanecía en uso la anterior. Esta obra de calicanto, que hoy y existe fue concluida en 1841, sólo ha sufrido alteración por el terremoto de 1851, cuando fue derribada su fachada principal, la cual se reconstruyó cinco años después. Esta iglesia, actualmente es sufragánea de la Arquidiócesis de San José de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

Mapa de lugares